Barranquilla - Colombia
Hoy es: Miércoles, 23-Agosto-2017
Registrarme!


 

 

 

El pasado martes, el director encargado de Cormagdalena y presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, confirmó la caducidad del contrato de APP del río Magdalena, con lo cual la entidad procederá a hacer la contratación por urgencia manifiesta. Andrade explicó que con esta decisión, sumada a la que tomó el distrito de Barranquilla con relación a la calamidad pública que se está generando en la desembocadura, “podemos proceder a hacer la contratación por urgencia manifiesta de lo que es el dragado del canal de acceso”. El día anterior el alcalde encargado, Jaime Pumarejo, firmó el decreto que declaraba la situación buscando brindar herramientas al Gobierno para soluciones al dragado del canal de acceso.

“Esta declaratoria le da vía libre a la Nación para que pueda actuar de manera rápida y así conservar uno de los activos más importantes que tiene la ciudad, su sistema portuario”, dijo el mandatario. Debido a todos estos “inconvenientes” el MinTransporte, Jorge Rojas, explicó que el plan nacional busca garantizar la buena navegabilidad del canal portuario y que se proyecta que para enero de 2018 esté contratada la nueva alianza público – privada. Se espera que este viernes el contrato quede firmado con la solución a mediano plazo y se comience a trabajar en los primeros días de la siguiente semana.

Situación

Pumarejo manifestó que gran parte de la carga que se moviliza por el puerto sirve para abastecer la industria y canasta familiar de los barranquilleros que reúne casi 10 millones de toneladas y “si no actuamos de una manera eficaz y rápida podríamos estar llegando al cierre total del puerto de Barranquilla, por esta razón estamos decretando la calamidad”. La decisión se tomó teniendo en cuenta que hace dos semanas el comité se había reunido para evaluar el mismo asunto, en ese instante se declaró la alerta roja por las condiciones que se presentaban en ese momento.

Técnico

La situación se encuentra en estado crítico pues el Capitán del Puerto de Barranquilla, Germán Escobar Olaya, dijo que luego de la batimetría que fue realizada el día sábado 15 de abril, se evidenció que “vemos con gran preocupación el incremento en el transporte de sedimentos y una acumulación del mismo. Tenemos profundidades de 7.8, las que no se veían desde el año 2002 en el Puerto de Barranquilla, más concretamente en el Bocas de Cenizas. Adicional a esto, tenemos vientos de 30 nudos de velocidad, altura de olas de dos a tres metros y corrientes entre tres y cuatro nudos”, anotó el capitán Escobar.

El Capitán apuntó que, debido a lo anterior, durante la mesa de trabajo se acordó que “se van a realizar las siguientes restricciones: busques con esloras de 180 a 200 metros, un calado autorizado de 8 metros, operación luz-día y con marea alta; con busques de 150 y 179 metros de esloras, con calado autorizado de 8.2 metros, con luz de día, y busques de 150 metros de esloras y menores a este, tendrán un calado autorizado de 8.3 metros y operación permanente”.

Gobernación

A su vez, el gobernador Eduardo Verano dijo que “hay que superar esta dificultad en el menor tiempo posible. En este momento hay embarcaciones que han tenido dificultades y es algo inadmisible, está en juego nuestro futuro económico”. El mandatario departamental había dicho esta semana que mientras esté vigente la Alianza Público Privada (APP) entre la Cormagdalena, entidad contratante, y Navelena no se podrá suscribir otro contrato para hacer el dragado que se necesita.

Ante estas dudas y solicitudes, el dirigente de Cormagdalena reconoció las fallas del concesionario, que han venido acumulando el sedimento en el canal de acceso generando un grave impacto para la navegación en esa zona del río, por lo que se procederá a buscar de la manera más ágil y efectiva que se cumpla con ello. “Nosotros no solo vamos a iniciar los contratos de emergencia para el canal de acceso de Barranquilla, sino también los contratos de dragado para el tramo entre Calamar y Barranquilla, y entre Calamar y Barranca”, resaltó Andrade al finalizar la audiencia de caducidad que se desarrolló en Bogotá.

Lo que se hará

Para el primer tramo, que comprende Calamar-Barranquilla, la contratación estará a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías), que este miércoles inició el proceso. “En el corto plazo estaremos dragando a través de un contrato de urgencia manifiesta y tan pronto se adjudique el contrato en dos o tres meses, ya se tendrá una solución permanente para el dragado del río”, señaló. El director general de la entidad, Carlos Alberto García Montes, comenzó dicho proceso licitatorio con un presupuesto oficial de $8.250 millones y plazo hasta diciembre de este año.

Los interesados podrán consultar en el portal único de contratación Secop, los prepliegos correspondientes al proceso. En lo que respecta al tramo entre Calamar y Barranca también se va a asegurar el dragado de esta zona, mientras se hace la adjudicación, que estará a cargo de Cormagdalena, para lo cual el Gobierno Nacional cuenta con la colaboración de las diferentes entidades del Estado, como la Dimar. Con esta caducidad del contrato también inicia el proceso de liquidación, con lo cual se podrá pagar a todos los acreedores de buena fe, a los bancos, como por ejemplo al Banco Agrario, y a aquellos empleados que no se les ha pagado la totalidad de sus salarios, con el fin de mantener la integridad de aquellos que participaron en el proyecto.

Frente a la deuda con el Banco Agrario, Luis Fernando Andrade confirmó que se le dará prioridad a la deuda con la entidad.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
 

Contáctenos
Télefono: (57) (5) 3488780
Fax: (57) (5) 3488780 ext ( )
Carrera 52 No. 76-167 Local 105
Email: info@gentenorte.com | Sitio Web: www.gentenorte.com